Estabilización

El componente de ESTABILIZACIÓN del programa de Emergencia y Estabilización de la OIM promueve la integración socioeconómica y el empoderamiento económico y cultural de migrantes, retornados y comunidad de acogida. 
A través de la implementación de proyectos productivos viables y sostenibles, así como de la inserción en el mercado laboral en condiciones definidas por la OIT como trabajo decente, promovemos el reconocimiento de esta población como agentes de desarrollo y creadores de valor, riqueza y empleo para la sociedad. Esto a su vez repercute en el acceso a bienes y servicios, generando un mayor nivel de bienestar. 
Por otro lado, a través del estímulo a expresiones culturales, artísticas y deportivas, ayudamos a reafirmar el sentido de identidad de las personas, fortaleciendo proyectos de vida y oportunidades de desarrollo local que generan transformaciones comunitarias, promoviendo así la inclusión social. 
 
Estos aspectos sociales, económicos y culturales, nos permiten sensibilizar a los distintos sectores de la sociedad sobre las posibilidades de aprovechamiento del capital humano derivado del contexto migratorio. 
El componente de ESTABILIZACIÓN involucra tres áreas estratégicas:
 
- Emprendimiento: busca promover nuevos agenciamientos para el desarrollo en lo local a través del aprovechamiento y el fortalecimiento de las capacidades de la población migrante, articuladas con las potencialidades de las comunidades de acogida. Para ello se facilitará el establecimiento y fortalecimiento de emprendimientos que favorezcan la inclusión socioeconómica y cultural; que sean de tipo productivo, comercial o de servicios; que promuevan lo cultural, lo social y lo deportivo, todo esto a través de cadenas de valor existentes para implementar programas de capacitación y generar espacios de articulación con entidades del orden público y privado.
 
 
- Inclusión Laboral: busca generar integración económica de la población migrante venezolana, colombiana retornada y comunidad de acogida a los contextos locales de desarrollo, promoviendo la inclusión laboral en condiciones de competitividad e igualdad, teniendo en cuenta criterios mínimos de trabajo decente, articulando la oferta y las respuestas de los sectores público-privado, así como de la institucionalidad nacional y local.
 
 
 
- Integración Comunitaria: busca promover una visión positiva y sustentable de la migración en las comunidades receptoras como elemento dinamizador de desarrollo local y comunitario, que involucren acciones estratégicas en lo económico, protección de derechos humanos, inclusión social y respeto cultural, étnico y religioso estableciendo lazos interculturales, vínculos familiares, económicos y comunitarios.