Profesionales en enfermería, actores clave en la implementación de ‘Salud para la Paz’


Fecha de publicación: 
Jueves, Enero 30, 2020 - 17:30
Tags: 
excombatientes, salud, paz, interagencial

Con importantes resultados alcanzados en la primera fase, incluyendo la atención en salud de más de 60 mil personas, entre excombatientes que residen en 25 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR) y habitantes de las comunidades aledañas, así como la formación a cerca de 3.000 profesionales de salud y líderes comunitarios, inicia la segunda etapa del proyecto ‘Salud para la Paz, Fortaleciendo Comunidades’.

Con una inversión cercana a los 2 millones 800 mil dólares, esta iniciativa es financiada por el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz, con la coordinación del Ministerio de Salud y Protección Social, y es implementada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). El proyecto busca desarrollar capacidades locales para la promoción y garantía del derecho a la salud con énfasis en salud sexual y reproductiva, salud mental, prevención del consumo de sustancias psicoactivas, salud infantil y desnutrición en 26 municipios, 25 de los cuales formularon Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y 23 de ellos en donde se ubican los ETCR.

El proyecto fue lanzado a finales de 2019 en el ETCR Pondores, con la participación del Ministro y Viceministro de Salud, el subdirector de la Agencia Colombiana para la Reincorporación y la Normalización (ARN), así como de autoridades del municipio de Fonseca y del departamento de La Guajira.

Como parte de la puesta en marcha de la segunda fase del proyecto fueron vinculados 27 profesionales, entre enfermeros y enfermeras de distintas regiones del país, quienes participan en un proceso intensivo de inducción. En el marco de este proceso, los participantes conocerán las líneas de trabajo del Proyecto ‘Salud para La Paz, Fortaleciendo Comunidades’, su rol en el fortalecimiento de la Atención Primaria en Salud en los municipios priorizados y cómo el Modelo de Acción Integral Territorial en salud (MAITE) se articula con esta iniciativa.

Durante el entrenamiento UNFPA fortalecerá las capacidades de las y los participantes en trabajo comunitario para la promoción de los derechos sexuales y derechos reproductivos de la población que será atendida. De la misma manera, esta agencia brindará herramientas para contribuir al desarrollo de la estrategia de prevención del embarazo en adolescentes y de la ruta de atención de las violencias sexuales.

Por su parte, la OPS/OMS socializará los objetivos, acciones y alcances del proyecto en lo relacionado a salud infantil, salud nutricional y salud mental. Además, realizará la socialización de las estrategias mhGAP y prevención del consumo de sustancias psicoactivas. Así mismo, dará a conocer el cronograma y los formatos para el seguimiento de las acciones.

Por su lado, la OIM estará liderando el proceso de socialización de las pautas para el monitoreo y evaluación del Proyecto y dinamizará el diseño de planes de trabajo por cada municipio priorizado. Asimismo, brindará asistencia técnica a los equipos en terreno sobre las dinámicas de articulación en el marco de política sectorial, la estrategia de comunicaciones -con el fin de recoger los testimonios de los participantes-, entre otras.

Se espera que durante la segunda fase del proyecto las y los profesionales capacitados contribuyan a consolidar los resultados ya obtenidos, y hagan un aporte significativo a los procesos de reincorporación y a la materialización de derechos y oportunidades para todas las personas, pues sin duda alguna, la paz también es salud y la salud es parte de la paz.


Notas de prensa: 
Migración y Salud (M&S)